Advertisement

Como quiropráctico, una de las enfermedades más comunes que veo en mi oficina es la ciática. En América del Norte es muy común el dolor en la parte baja de la espalda que irradia hacia la pierna.

De hecho, la semana pasada, tuve un paciente con un dolor tan insoportable que tuvo que gatear por los pasillos hasta mi oficina.

¿Qué causa la ciática y cómo nos podemos deshacer de ella? Debemos empezar por entender el significado de la palabra ciática.

El verdadero significado de la Ciática

Advertisement

El término ciática describe síntomas del dolor que comienza en la parte baja de la espalda y se extiende por los glúteos, muslos, hasta la parte baja de las piernas y los pies. Estos síntomas pueden llegar a ocurrir cuando el nervio, o su raíz, se comprimen, o pellizcan, en la parte baja de la espalda, lo cual causa dolor, entumecimiento, y debilidad en la pierna. Hay varios sitios en los que el nervio, o su raíz, pueden ser estimulados de esta manera.

Una hernia de disco lumbar es la causa más común de la ciática. Tensión mecánica repetida en un disco de la columna puede causar que sus capas externas se rasguen, lo cual hace que el la sustancia interna se hernie, o se salga de su espacio cerrado.

Las hernias lumbares ocurren más comúnmente en la parte más frágil del disco, en donde se encuentran las raíces nerviosas dentro del canal medular.  Cuando un disco se hernia en este lugar, hace contacto con la raíz nerviosa que sale por este espacio, activando así los nervios y ocasionando falta de sensibilidad y dolor que irradia hacia la pierna.

Existen otras condiciones que pueden simular los efectos de una hernia lumbar, las cuales incluyen la enfermedad degenerativa de disco y el síndrome de piriforme, condición en la que el músculo piriforme se vuelve rígido y comprime el nervio ciático a medida que atraviesa la región glútea.

¿Cómo podemos mitigar la ciática?

Advertisement

Todos los profesionales de la salud están de acuerdo en que el tratamiento conservador debe realizarse primero antes de llegar a considerar una cirugía, la cual viene siendo el último recurso disponible para este problema. Es allí donde entra el trabajo de profesionales de la salud, como los quiroprácticos y fisioterapeutas.

  1.    Terapia de calor/frio

Durante las primeras etapas de la ciática, el uso de bolsas de calor o compresión fría pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación en la fuente del problema. El calor ayuda a aflojar los músculos mientras que el hielo ayuda a reducir la inflamación y la hinchazón.

  1.    Cuidado quiropráctico y fisioterapéutico

Tanto los quiroprácticos como los fisioterapeutas usan un rango de tratamientos para ayudar a aliviar el dolor y promover un movimiento adecuado. Entre estos se encuentran la electroterapia, el ultrasonido y otras modalidades, terapia de tejido blando, ejercicios, movilización de las articulaciones y coyunturas y técnicas de manipulación espinal. Hable con su médico para ver cuál tratamiento es el más adecuado para usted.

  1.    Método McKenzie

Estos son una serie de ejercicios prescritos por quiroprácticos y fisioterapeutas que son efectivos en disminuir el dolor en las piernas y centralizarlo (concentrarlo en la parte baja de la espalda). Hable con su fisioterapeuta antes de comenzar esta terapia.

  1.    Acupuntura y medicina tradicional china
Advertisement

He utilizado la acupuntura en varios de mis pacientes, de manera exitosa, para reducir los síntomas de la ciática. La acupuntura se basa en el uso de agujas pequeñas que son insertadas en la piel hasta el músculo, en puntos específicos a través de nuestros meridianos. Estas agujas causan un microtrauma en el músculo lo cual ocasiona la secreción de hormonas conocidas como endorfinas.  Éstas ayudan a calmar el dolor en los músculos y nervios, y reducen los síntomas del dolor.

  1.    Tracción lumbar y terapia de descompresión espinal

Algunos terapeutas usan terapia de tracción lumbar, tanto manual como asistida, para ayudar a dispersar las vértebras lumbares y dejar que el contenido del disco sea reabsorbido por la parte externa de éste. Si no nota mejoría en su dolor después de utilizar los otros tratamientos, esta es una buena opción para considerar.

  1.    Medicamentos para el dolor como AINEs y suplementos antinflamatorios

Si nada de lo anterior funciona, puede hablar con su médico acerca de medicamentos analgésicos y antinflamatorios para aliviar y reducir temporalmente el dolor y la inflamación. Sin embargo, este antídoto ha sido relacionado con problemas del corazón, así que debe ser utilizado con cuidado.

Suplementos antinflamatorios, como la curcumina o el aceite de pescado, son excelentes alternativas naturales para tener en cuenta.

Estos medicamentos pueden llegar a interferir con otros remedios que usted pueda estar tomando, así que asegúrese de consultar con su médico y farmaceuta antes de ingerir analgésicos.

 

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement