Advertisement

Si cree que aún no existe la certeza acerca del peligro que los teléfonos celulares pueden tener en su salud, entonces puede que usted quiera tomar el tiempo de escuchar este video de la Sociedad de Salud Ambiental  (www.ehtrust.org). La Dr. Devra Davis, autos de “Desconéctese – la verdad acerca de la radiación de los teléfonos celulares” ha estado investigando los riesgos de seguridad de la radiación emitida por su teléfono celular.

Como mucha gente, la Dr. Davis no creía en la posibilidad de que los celulares fueran peligrosos –   hasta que los estudió. Y ahora, con la evidencia toxicológica y epidemiológica que respalda sus afirmaciones, ella está tratando de que corra la voz y se sepa que la radiación celular no es sólo peligrosa, sino que también puede llegar a ser letal.

En su conferencia, Dr. Davis explica cómo el impacto biológico de los teléfonos celulares no está relacionado con su poder, ya que en realidad es bastante débil, sino más bien con la naturaleza errática de su señal y su capacidad de alterar la resonancia e interferir con la reparación del ADN. Se cree que esta es la teoría más plausible para entender de la amplia gama de impactos sobre la salud descubiertos hasta ahora, entro los cuales se incluye al cáncer…

¿Su teléfono celular puede causar cáncer?

Un caso interesante que puede servir como una advertencia ilustrativa sobre el potencial que tienen los teléfonos celulares para causar un cáncer es el de una chica que no tenía factores de riesgo predisponentes de cáncer y quien desarrolló cáncer de mama multifocal. El caso fue revelado en la edición de mayo de la revista de la Sociedad de Salud Ambiental. Resulta que la chica tenía el curioso hábito de ponerse el celular en el sostén…

Dos especialistas en cáncer, Robert Nagourney y John West, concluyeron que sólo había otra posibilidad que pudo haber contribuido con su cáncer de seno. “Conectamos los puntos,” dijo el paciente. Y los puntos- literalmente son los patrones del cáncer y la distribución de las células cancerígenas- se alineaban perfectamente con la forma de su teléfono celular.

Mientras que su doctor no puede demostrar que el cáncer fue causado por su teléfono celular, esto debe servir como una advertencia no sólo para las mujeres que se ponen el celular en el sostén, sino también para todos aquellos que colocan sus teléfonos en bolsillos de camisetas o del pantalón.

Como regla general, usted debe evitar ponerse el celular en cualquier parte del cuerpo. Tenga en cuenta que el lugar más peligroso, en términos de exposición a la radiación, se encuentra a seis pulgadas de la antena emisora. Usted no querrá que ninguna parte de su cuerpo esté expuesta a esa proximidad.

Por qué ponerse el teléfono celular en cualquier parte del cuerpo es una mala idea…

Independientemente del área expuesta a la continua radiación emitida por su teléfono celular, existe el potencial de daño, a pesar de que ciertas áreas claramente son más vulnerables que otras.

Por ejemplo, la investigación publicada en el 2009 mostró evidencia acerca de que ponerse el celular en la cadera podría debilitar la pelvis. Utilizando la técnica de los rayos-X para diagnosticar y monitorear a los pacientes con osteoporosis, los investigadores midieron la densidad ósea pélvica en 150 hombres que cargaban su teléfono celular regularmente en su cinturón adjunto a la cadera. Estos hombres cargaban su celular por un promedio de 15 horas al día y durante  un promedio de seis años.

Advertisement

Los investigadores descubrieron que la densidad mineral ósea había disminuido del lado de la pelvis en donde se ponían el celular, aumentando la posibilidad de que la densidad ósea podría verse afectada de manera negativa por los campos electromagnéticos  emitidos por los teléfonos celulares.

Es importante darse cuenta que mientras que su celular esté encendido, emite radiación intermitente, incluso aunque usted no lo esté utilizándolo. Así que ponerse el celular en la cintura durante 15 horas al día le está dando a esa área de su cuerpo una continua exposición a la radiación.

Estudios anteriores han encontrado que la radiación emitida por los teléfonos celulares puede afectar el conteo de esperma de los hombres, así como su calidad y motilidad, y esto podría convertirse en un problema mucho mayor a comparación con su efecto en la densidad ósea. Uno de esos estudios, publicado en PLoS One descubrió que:

“RF-EMR tanto en la densidad de potencia como en el rango de frecuencia de los teléfonos móviles aumentan la generación mitocondrial de especies reactivas del oxígeno por los espermatozoides humanos, disminuyendo la motilidad y vitalidad de estas células mientras estimula la base del ADN y su fragmentación. Estos descubrimientos tienen implicaciones claras sobre la seguridad del uso de los teléfono móviles por hombres en edad reproductiva, lo cual afecta de manera potencial tanto su fertilidad como la salud y bienestar de sus hijos.”

Los hombres en particular podrían querer reconsiderar donde ponerse el celular, ya sea en el cinturón o en el bolsillo, lugares cercanos a sus órganos reproductivos. Además, usted tiene muchos otros órganos sensibles en esa área, incluyendo el hígado, riñones, colon y la vejiga – los cuales también son susceptibles a la radiación.

Evidencia reciente identifica fuertes vínculos entre el teléfono celular y el cáncer

El año pasado, un grupo de investigadores israelís reportó un fuerte incremento en la incidencia de tumores de la glándula parótida durante los últimos 30 años, con el mayor de los incrementos después del 2001. Su glándula parótida es un tipo de glándula salival, que se encuentra cerca de la mejilla- la misma área en donde la mayoría de las personas se ponen el celular cuando hablan. Los investigadores descubrieron un aumento cuatro veces mayor en el cáncer de la glándula parótida de 1970 al 2006, mientras que los índices de otros tipos de cáncer relacionados con las glándulas salivales se mantuvieron estables.

El mismo año, el Dr. Siegal Sadetzki, el principal investigador de un estudio realizado en el 2008, testificó ante una audiencia ante el Senado de los Estados Unidos que los teléfonos celulares fueron identificados como uno de los principales causantes del cáncer de glándulas salivales. El informe afirma que su riesgo de desarrollar un tumor de parótida en el mismo lado en donde se pone el celular al hablar aumenta en:

  •         Un 34% si usted utiliza su celular de regularmente y lo ha utilizado durante más de 5 años
  •         Un 58% si usted ha realizado más de 5,500 llamadas en toda su vida
  •         Un 49% si usted ha hablado por teléfono celular durante más de 266.3 horas durante toda su vida

La Organización Mundial de Salud clasifica la radiación de los teléfonos celulares como un carcinógeno de clase B

Se estima que en la actualidad las suscripciones de teléfonos celulares son de 5.9 billones a nivel mundial – ¡87% de la población mundial! Creo que es seguro decir, que ya hemos pasado el punto de no retorno cuando se trata de esta tecnología. Pero como el uso del celular sigue en aumento, un creciente número de investigadores se encuentra en contra de esta tecnología, advirtiendo que podría tener serios efectos secundarios biológicos que deben ser reconocidos y remediados.

Afortunadamente, sus advertencias comienzan a ser escuchadas.

El 31 de mayo del 2011, la Organización Mundial de Salud (OMS) y la Agencia Internacional en la Investigación del Cáncer (IARC por sus siglas en inglés) emitieron un informe admitiendo que los teléfonos celulares podrían causar cáncer, clasificando su radiofrecuencia de campos electromagnéticos como “un posible carcinogénico para los seres humanos” (Clase 2B) . La clasificación salió como respuesta la investigación que demuestra que los teléfonos celulares aumentan el riesgo de cáncer cerebral.

De acuerdo con un comunicado de prensa:

“El Dr. Jonathan Samet (Universidad del Sur de California de los Estados Unidos), presidente del Grupo de Trabajo, indicó que “la evidencia se sigue acumulando y es lo suficientemente fuerte como para respaldar la conclusión y la clasificación 2B. La conclusión significa que podría haber algún riesgo y por lo tanto necesitamos mantenernos alertas con el vínculo entre los celulares y el riesgo de cáncer.”

“Dadas las posibles consecuencias para la salud pública de esta clasificación y resultados.”, dijo el director del IARC, Christopher Wild, “es importante que se hagan más investigaciones a largo plazo sobre el uso prolongado de los teléfonos celulares. En espera de la disponibilidad de esa información, es importante tomar las medidas necesarias para reducir tal exposición, utilizando dispositivos de manos libres o bien mandando mensajes.”

Los niños se encuentran en mayor riesgo- incluyendo a los que aún se encuentran en el útero

Lamentablemente, los niños y los adolescentes presentan mayor riesgo- tanto para desarrollar tumores en la glándula parótida y tumores cerebrales- ya que sus huesos del cráneo son mucho más delgados lo que permite que haya mayor penetración por parte de la radiación. La radiación puede alcanzar a entrar hasta su mesencéfalo, en donde los tumores son más mortales. Además, las células de los niños se reproducen con mayor rapidez, por lo que son más susceptibles a un crecimiento agresivo. Los niños también tienen mayor riesgo debido a que tienen mayor tiempo de exposición.

Advertisement

Según el profesor Lennart Hardell de Suecia, todos aquellos que comienzan a utilizar de gran manera los teléfonos celulares desde la adolescencia ¡Tienen un riesgo de 4 a 5 veces mayor de desarrollar cáncer cerebral cuando sean jóvenes adultos!

La siguiente imagen, utilizada con el permiso del libro llamado  SOS Salud Pública: El lado sombrío de la Revolución Inalámbrica, claramente demuestra la diferencia entre la profundidad de penetración de la radiación entre adultos y niños pequeños.

Las mujeres en embarazo deberían evitar los teléfonos celulares lo más posible. En el 2008, los investigadores analizaron información de más de 13,000 niños y encontraron que la exposición a los teléfonos celulares durante  mientras estaban en el útero y también durante la infancia, estaban relacionados con problemas de conducta.

El uso de estos dispositivos solo dos o tres veces al día durante el embarazo fue suficiente para incrementar el riesgo de que los bebés desarrollarán problemas de hiperactividad y emocionales así como dificultad en su conducta y relaciones la manera en la que se relacionan en el momento que alcancen la edad escolar – y el riesgo se volvió aún mayor si los mismos niños utilizaban teléfonos celulares antes de los siete años.

En general, el estudio reveló que las madres que utilizaban teléfonos celulares tenían una mayor probabilidad (54%)  de que sus hijos tuvieran problemas de conducta. Más tarde, cuando los niños comienzan a utilizar los celulares por ellos mismos, tenían:

  •         80% más probabilidades de sufrir de problemas de conducta
  •         25% más riesgo de tener problemas emocionales
  •         34% más probabilidades de tener problemas para relacionarse con sus compañeros
  •         35% más probabilidades de ser hiperactivos
  •         49% más propensos a tener problemas con la conducta

Los expertos afirman rotundamente que hay efectos dañinos que se pueden demostrar

Los expertos en el área de los efectos biológicos de las frecuencias electromagnéticas (EMF) y la tecnología inalámbrica creen que no cabe la menor duda de que los teléfonos celulares y  demás  dispositivos parecidos no sólo son capaces de causar cáncer, sino que también contribuyen con una gran variedad de enfermedades, desde depresión hasta diabetes, irregularidades cardíacas e infertilidad. Los investigadores han identificado numerosos mecanismos de daño, que explican cómo los campos electromagnéticos dañan sus células y su ADN.

Uno de los expertos es el Dr. Martin Blank, PhD, uno de los investigadores con mayor experiencia en el tema de los efectos moleculares de los campos electromagnéticos en los Estados Unidos. Él dio un discurso informativo el 18 de noviembre del 2010 en el programa del Club de la Mancomunidad de California llamado “Los Efectos en la Salud de los campos electromagnéticos”, copatrocinado por ElectromagneticHealth.org. Durante su discurso, él explicó por qué su ADN, con toda su estructura, es especialmente vulnerable a todo tipo de campos electromagnéticos.

Como es descrito en la revista Internacional de la Radiobiología en su edición de abril del 2011, el ADN posee dos características estructurales de las antenas fractales: conducción electrónica y auto-simetría.

Estas propiedades contribuyen con la gran reactividad del ADN a los campos electromagnéticos, en comparación con otros tejidos, causando gran preocupación ya que las consecuencias a largo plazo incluyen la exposición repetida de las microondas a nuestro material genético.  El Dr. Blank es categórico cuando dice que HAY evidencia sobre el daño y ese daño puede ser significativo.

También señala que la ciencia que demuestra los efectos dañinos ha sido revisada por los expertos, publicada y los resultados han sido replicados, evaluados y hasta “juzgados por científicos capaces de hacerlo”. Yo escribí un artículo detallado acerca de estos hallazgos en enero del año pasado. Si se lo perdió, puede accederlo y evaluarlo ahora.

Advertisement

Un análisis de la gama de mecanismos de acción conocidos, incluyendo los efectos del ADN, fue publicado en noviembre del 2010 en Efectos no térmicos y mecanismos de interacción entre campos electromagnéticos y la materia viva.”  Además, la investigación de la propia industria de dispositivos móviles durante un estudio interfono en 13 países demostró un incremento del 40% en el riesgo de cáncer cerebral por 1,640 o más horas de uso del teléfono celular y un estudio sueco independiente publicado en el 2007 demostró un incremento del 540% en el riesgo de cáncer cerebral al utilizar el teléfono celular por más de 2,000 horas.

Mis principales consejos para la seguridad de los teléfonos celulares

Vale la pena recordar que la industria de las telecomunicaciones es mucho más grande que el complejo médico industrial y tienen muchas más influencias que las compañías farmacéuticas. También están implementando muchas de las tácticas utilizadas por la industria del tabaco para lograr vender sus productos. Esto incluye desacreditar las investigaciones que publican estudios desfavorables sobre los teléfonos celulares.

Como lo dice la Dra. Davis en su conferencia mencionada en la parte de arriba, el resultado de cualquier estudio puede predecirse con exactitud tan solo con mirar quienes son sus patrocinadores. Según la reseña del Dr. Lai  en el 2008, la probabilidad de que un estudio no encuentre “ningún efecto” es de dos a tres veces más alta en los estudios financiados por la industria, mientras que los estudios independientes tienen el DOBLE de posibilidad de encontrar resultados positivos sobre los efectos de los celulares en la salud.

Así que por favor, tenga en cuenta que ya hay muchísima evidencia científica acerca de los daños a la salud causados por los teléfonos celulares y otros dispositivos móviles- en especial a niños y mujeres embarazadas. Así que mientras estos resultados no sean ampliamente publicitados, tiene sentido tomar medidas para protegerse a usted y a sus hijos. Puede ayudar a minimizar la exposición a la radiación de los celulares y otros dispositivos móviles siguiendo los siguientes consejos:

  •         Los niños deberían evitar el uso de teléfonos celulares: A menos que sea una verdadera emergencia los niños jamás deberían de utilizar teléfonos celulares o ningún tipo de dispositivo inalámbrico.
  •         Reduzca el uso de teléfonos celulares: Apague su celular más a menudo. Úselo sólo en caso de emergencia o para tratar asuntos importantes. Mientras que su teléfono se encuentre encendido, emite radiaciones intermitentes, incluso cuando no lo está utilizando. Si usted está embarazada, es importante que evite o reduzca el uso del celular
  •         Utilice un teléfono fijo en la casa y el trabajo: Aunque más y más personas están cambiando el teléfono fijo por los celulares es algo muy peligroso que puede salirse de control y usted puede optar por no seguir en esta locura. SKYPE ofrece un número portátil por medio de su computador el cual puede conectar a cualquier puerto Ethernet mientras viaja.
  •         Reduzca o elimine el uso de otros dispositivos inalámbricos: Sería importante que reduzca el uso de estos dispositivos. Así como con los celulares, es importante preguntarse si realmente necesita utilizarlos de la manera en que lo hace. Y lo más importante, ni siquiera considere tener estos dispositivos en el cuarto ya que interferirá con la calidad de su sueño.

Si tiene que utilizar un teléfono portátil en casa, utilice los modelos viejos que operan a 900 MHz. No son más seguros pero al menos muchos de ellos no emiten radiación mientras no se usan. Dese cuenta que la única manera de estar seguro es utilizando un medidor de contaminación electromagnética y debe ser uno que vaya con la frecuencia de su teléfono móvil (por lo que los medidores antiguos no servirán de mucho).

Como muchos de los celulares son 5.8 Gigahertz, le recomendamos buscar un medidor RF de más de 8 Gigahertz, el rango más alto disponible en un medidor adecuado para los consumidores.

Alternativamente, puede ser cuidadoso con la ubicación de la base ya que eso causa muchos problemas debido a que transmite señales durante todo el día, incluso cuando no lo está ocupando. Así que si puede tener la base a al menos tres cuartos de donde pasa la mayor parte de su tiempo, en especial de su cuarto, podría no ser tan dañino. Otra opción es apagar el celular y prenderlo solo cuando vaya a utilizarlo. Lo ideal es que apague la base de la estación durante las noches antes de irse a dormir.

Usted puede encontrar medidores RF así como otros artículos relacionados en www.emfsafetystore.com. Pero puede estar seguro de que su celular es un problema si la tecnología es DECT o tecnología inalámbrica mejorada.

  •         Utilice su celular únicamente cuando tenga buena recepción: Entre más baja sea la recepción, más energía utiliza y por lo tanto emite más radiación y las ondas penetran más fácilmente en su cuerpo. Lo ideal es que utilice su teléfono sólo cuando tenga las barras llenas.
  •         Evite cargar el celular en su cuerpo ya que eso maximiza el potencial de la exposición. Lo ideal es ponerlo en su bolsa de mano. Poner el celular en el bolsillo de la camisa o del pantalón representa un peligro, y en el caso de los hombres podría causar infertilidad.
  •         No asuma que un celular es más seguro que otro: No existe un celular “seguro”. Esto es particularmente cierto para las tasas SAR promovidas por la industria, lo cual no sirve para medir el verdadero potencial del daño biológico ya que la mayor parte del daño es causado por la transferencia de calor, que mide el SAR.
  •         Mantenga su celular alejado de su cuerpo cuando se encuentre encendido: El lugar más peligroso para tener el celular, en términos de exposición a la radiación en a seis pulgadas de la antena emisora. No querrá que ninguna parte de su cuerpo se encuentre cerca de esa área.
  •         Respete a otras personas que son más sensibles: Algunas personas que se han vuelto más sensibles pueden sentir el efecto de los demás teléfonos celulares que se encuentran en el mismo cuarto, incluso cuando no están siendo utilizados. Si usted se encuentra en una reunión, medio de transporte público, en la corte o cualquier otro lugar público, como la oficina de su doctor,  mantenga su celular apagado por consideración a los demás y a los efectos que puede tener la radiación de segunda mano en las demás personas.

Los niños también son más vulnerables, así que por favor evite utilizar el celular si se encuentra cerca de ellos, si usted está utilizando una funda especializada, que aleja la radiación de su cabeza y disminuye de manera eficaz el efecto SAR, tome en cuenta que la radiación que está alejando de su cabeza podría irse en otra dirección de manera más intensa, quizás hacía la persona que se encuentra a un lado suyo o si se encuentra en su bolsillo, aumenta la intensidad de la radiación que va directamente hacia su cuerpo.

Tener cuidado siempre es recomendable cuando se trata de dispositivos que emiten radiación. Les recomendamos que mantengan sus teléfonos celulares apagados, excepto en casos de emergencia.

  •         Utilice una tecnología manos libres más segura: Un dispositivo auricular con cable ciertamente le permitirá mantener alejado el celular del cuerpo. Sin embargo, si este dispositivo no está bien protegido- y en su mayoría no lo están- el mismo cable actúa como antena atrayendo las ondas de radio y las transmite directamente a su cerebro. Asegúrese que el cable que utiliza para transmitir señales a su oído esté protegido.

El mejor tipo de auricular manos libres que puede usar es una combinación de cable protegido y un tubo de aire. Este opera como un estetoscopio: transmite la información a su cabeza como una onda de sonido, aunque hay cables que deberían ser protegidos, no hay cables que vayan directamente a su cabeza.

Referencias:

Vea Todas las Referencias

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement