Advertisement

Courtesia de NutritionFacts.org

Para evitar un balance oxidativo negativo, necesitamos ingerir más antioxidantes de los que gastamos durante el día.

Advertisement

TRANSCRIPCIÓN

“El estado postprandial es un estado pro-oxidante”, lo que significa que después de cada comida se producen radicales libres mientras nuestro cuerpo asimila los alimentos. De modo que no podemos simplemente comer un bol de bayas por la mañana para satisfacer nuestros requerimientos diarios de antioxidantes, y olvidarnos. “Toda y cada una de nuestras comidas” debe contener alimentos ricos en antioxidantes, lo cual, si recuerdas, significa comer plantas. “Los alimentos ricos en antioxidantes provienen del reino vegetal”. Esto se debe a los miles de compuestos antioxidantes naturales que se encuentran en los alimentos vegetales de manera natural.

Por ejemplo, “consumir…frutas”, que son ricas en fitonutrientes fenólicos, incrementa la capacidad antioxidante de la sangre. Y, cuando son ingeridas junto con la dieta occidental estándar, alimentos ricos en grasa y carbohidratos refinados “pro-oxidantes y pro-inflamatorios”, las frutas pueden ayudar a contrarrestar sus efectos negativos. “Dado el contenido y la disponibilidad de grasa y azúcares en la dieta occidental, el consumo habitual de alimentos ricos en fenoles, particularmente en combinación con comidas, parece ser una estrategia prudente para mantener la salud y el balance oxidativo”.

Y, de todas las frutas, las bayas parecen ser la mejor fuente. Así, por ejemplo, aquí tenemos el pico en oxidación causado por una comida mediterránea de pasta, salsa de tomate, aceite de oliva, y pescado frito. Obviamente, sin suficientes tomates. Añade un vaso de vino tinto, que contiene fitonutrientes de bayas procedente de uvas, y podemos disminuir el nivel de oxidación, pero hacerlo desaparecer por completo. Así que esta comida necesita incluso más vegetales.

En este estudio, dieron a los participantes alimentos estándar del desayuno, lo que resultó en un montón de colesterol oxidado en sus torrentes sanguíneos 1, 2, 3, 4, 5, 6 horas después de la comida. Pero solo hizo falta una taza de fresas en ese mismo desayuno para al menos prevenir que la comida contribuyera a una oxidación más prolongada. Nótese, sin embargo, los niveles de oxidación que habrían alcanzado para el almuerzo si no hubieran consumido fresas. Supongamos que ingerimos un desayuno americano estándar a las 6 a.m., entonces a las 7, 8, 9, 10, 11, mediodía. Si no nos hubiéramos comido esa taza de fresas con el desayuno, para la hora del almuerzo ya estaríamos alcanzando un estado de hiper-oxidación y podría empeorar las cosas. “Ya que los patrones de alimentación occidentales implican ingerir múltiples comidas al día, incluyendo snacks, uno sólo puede especular sobre los niveles de desequilibrio biológico”.

Advertisement

Pero si al menos comiéramos algunas bayas para desayunar, estaríamos comenzando desde el punto inicial una vez llega el almuerzo, en lugar de prolongar la oxidación. “Esta fuerte protección se debe probablemente a los efectos antioxidantes de los fitonutrientes de las fresas”.

Incluso mejor que el punto inicial, ¿qué tal si nuestra comida realmente mejorase nuestro estado antioxidante? Aquí medimos el nivel de antioxidantes en el torrente sanguíneo después de una comida basura. Ha bajado en picado, gastando nuestras reservas de antioxidantes. Pero come un buen manojo de uvas rojas con la comida, y el nivel de antioxidantes en el torrente sanguíneo aumenta, de tal forma que nuestro cuerpo tendrá un balance positivo de antioxidantes durante unas horas. Lo mismo pasa después de consumir suficientes arándanos azules. Y, bueno, imagina si en estas horas siguientes hasta nuestra próxima comida nos bebiésemos un té verde, o un té de hibisco. Tendríamos esta buena reserva de antioxidantes para el resto del día.

¿Cuáles son las implicaciones prácticas, según los investigadores? “Esta información nos muestra una perspectiva interesante para aconsejar a individuos sobre opciones alimenticias cuando es inevitable consumir una comida moderada-alta en grasa.” ¿Inevitable? Así que, ¿si estamos encerrados en un antro de comida rápida o algo así? Bueno, entonces recomiendan comer algunas bayas con lo que sea que nos vimos forzados a tragar. Me recuerda a esos estudios sobre fumadores de los que he hablado, que sugieren que aquellos que fuman deberían comer grandes cantidades de kale y brócoli para reducir el daño oxidativo a su ADN; O podrían simplemente dejar de fumar.

Advertisement

“En un sólo día, el estrés sistémico de [toda esa grasa en nuestra sangre] y el desequilibrio redox [estar en un leve estado pro-oxidante después de las comidas] puede parecer trivial. Sin embargo, con el tiempo, estos insultos diarios pueden conducir a complicaciones arterioscleróticas”, contribuyendo a cientos de miles de muertes al año.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Leslie Salas y Adrián Bravo López.

Por favor, considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement