Advertisement

NutritionFacts.org

Media taza de arroz cocido al día puede contener 100 veces la cantidad de arsénico aceptable por riesgo de cáncer. ¿Y qué sucede con las algas de la costa de Maine?

Advertisement

TRANSCRIPCIÓN

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

“En algún momento durante el reinado del Rey Algodón, los agricultores en el sur central de los Estados Unidos controlaban a los gorgojos con pesticidas basados en arsénico, y el arsénico residual todavía contamina el suelo “. Diferentes plantas tienen diferentes reacciones a la exposición al arsénico. Por ejemplo, los tomates no parecen acumular mucho, pero las plantas de arroz son realmente buenas en succionar arsénico de la tierra; tanto, que el arroz puede ser utilizado para la fitorremediación de arsénico, lo que significa que puedes plantar arroz en un terreno contaminado como una manera de eliminarlo del suelo. Por supuesto que se supone que después hay que tirar bien lejos ese arsénico pero en el sur, donde se cultiva el 80% del arroz estadounidense, lo usamos para alimentar a la gente.

Sin embargo, las encuestas nacionales han mostrado que la mayor parte de la exposición al arsénico viene de la carne, pollo y pescado de nuestra dieta, en lugar de los cereales, especialmente el pescado. Así que si el pescado y marisco contribuyen al 90% de nuestra exposición al arsénico alimentario, ¿por qué hablamos siquiera del 4% del arroz? Porque los compuestos de arsénico en el pescado son principalmente orgánicos- utilizado aquí como un término químico, no tiene nada que ver con los pesticidas- y el arsénico orgánico, debido a la forma en que nuestro cuerpo puede lidiar más fácilmente con él, se ha considerado siempre como relativamente inofensivo. Pero recientemente se ha empezado a cuestionar esa asunción; aunque no hay duda acerca de la toxicidad del arsénico inorgánico, que se se puede obtener en mayor cantidad del arroz.

Como puedes ver, el arroz contiene más del arsénico inorgánico tóxico que los mariscos — con una excepción. Hijiki, una alga comestible, está 100 veces más contaminada que el arroz, lo que lleva a algunos investigadores a referirse a ella como las llamadas algas “comestibles”. Los gobiernos están comenzando a estar de acuerdo. En 2001, el gobierno canadiense aconsejó al público no comer algas hijiki. Entonces el Reino Unido, el resto de Europa, Australia y Nueva Zelanda, y después China, aconsejó al público no comer hijiki y prohibió las importaciones y venta del alga. En Japón, donde en realidad tienen una industria de hijiki, sólo se aconsejó moderación.

¿Pero qué pasa con algas marinas de Maine, algas domésticas, comercialmente cosechadas de Nueva Inglaterra? No lo sabíamos, hasta ahora. Afortunadamente sólo un tipo de algas tenía niveles significativos de arsénico, un tipo de algas kelp o kombu, pero tendríamos que tomar más de una cucharadita para exceder el límite diario provisional de arsénico, y en ese punto usted estaría excediendo el límite diario superior de yodo en un 3.000%, 10 veces más que el notificado en este informe de caso que amenaza la vida atribuido a un suplemento de algas kombu. Así que te recomiendo evitar hijiki debido a su exceso de contenido de arsénico y evitar kombu debido a su excesivo contenido en yodo, pero el resto de algas deben estar bien siempre y cuando no las coma con demasiado arroz.

Sin embargo, ¿qué significa un número como este? ¿88,7 microgramos de arsénico inorgánico por kilogramo de arroz blanco crudo? Quiero decir que es sólo 88,7 partes por billón. Eso es como 88,7 gotas de arsénico en una piscina de tamaño olímpico de arroz. Pero, ¿de cuánto riesgo de cáncer estamos hablando? Bueno, sólo para ponerlo en contexto, el nivel habitual de riesgo aceptable para carcinógenos es de un caso de cáncer adicional por millón. Así es como normalmente regulamos las sustancias que causan cáncer. Siempre que alguna industria quiere liberar algún nuevo producto químico, queremos que muestren que no causa más de 1 en un millón de casos de cáncer excesivo. Ahora tenemos 300 millones de personas en este país, pero eso no hace que las 300 personas adicionales que tienen cáncer se sientan mejor, Pero tienes que cortarlo en alguna parte.

Advertisement

El problema con el arsénico en el arroz es que el exceso de riesgo de cáncer asociado con comer sólo una media taza de arroz cocido al día podría estar más cerca de 1 en 10.000. Eso es cien veces el riesgo de cáncer aceptable. La FDA ha calculado que una porción al día del arroz más común, como el arroz blanco de grano largo, podría causar no 1 en un millón de casos adicionales de cáncer, sino 136 en un millón.

Y eso es sólo los efectos del arsénico sobre el cáncer. ¿Qué pasa con todos los efectos que provoca que no son cáncer? La FDA reconoce que además del cáncer, el arsénico tóxico encontrado en el arroz se ha asociado con muchos efectos no cancerígenos incluyendo enfermedades cardíacas, diabetes, lesiones cutáneas, enfermedad renal, hipertensión y apoplejía. La única razón por la que se limitaron a calcular los riesgos de cáncer es porque evaluar todos los otros riesgos llevaría mucho tiempo y esto retrasaría tomar cualquier acción necesaria para proteger la salud pública de los riesgos del arroz.

Sí, los médicos pueden ayudar a los pacientes a reducir su exposición al arsénico en la dieta, pero las agencias reguladoras, los productores de alimentos, los cuerpos legislativos  pueden tener el papel más importante en términos de cambios en la escala de salud pública. El contenido de arsénico en arroz cultivado en los Estados Unidos ha sido relativamente constante a lo largo de los últimos 30 años, lo cual es malo.

Advertisement

Siempre que la concentración de arsénico se eleve debido a la contaminación continuada, el escenario ideal es detener la contaminación de arsénico desde la fuente u origen. Algún arsénico tóxico presente en los alimentos proviene de la contaminación natural de la tierra, pero la contaminación del suelo proviene también del vertido de plaguicidas que contienen arsénico y el uso de fármacos basados en arsénico en la producción avícola, y que luego se extiende el estiércol de pollo tratado con arsénico en la tierra. Independientemente de por qué los arrozales del sur están tan contaminados, tal vez no deberíamos estar cultivando arroz en tierra contaminada con arsénico.

¿Qué tiene que decir la industria arrocera? Bueno, primero lanzaron un sitio web llamado ArsenicFacts, nada menos. Siempre sea escéptico de cualquier grupo que afirma “Hechos” en su título. *Ejem*. Su argumento principal parece ser, que el arsénico está en todas partes; Todos estamos expuestos a ello todos los días. Está en la mayoría de los alimentos. Entonces, ¿No debemos tratar de reducir las fuentes más concentradas? No es eso como decir… mira, el escape de diesel está por todas partes, así que ¿por qué no chupar un tubo de escape? Citan algunos profesores de nutrición diciendo… mira, todos los alimentos tienen un poco. Así que eliminar el arsénico disminuiría su riesgo, pero moriría de hambre. Es como Philip Morris diciendo, mira, la única manera que vas a evitar completamente el humo de segunda mano del tabaco en tu vida es no respirando nunca, y luego te asfixiarías; así que puedes comenzar a fumar. Así que si no puedes evitarlo, ¿deberías entonces consumir la fuente más tóxica que puedas encontrar?

Esta es la misma táctica que tomó la industria avícola. ¿Arsénico y pollo?  No hay necesidad de preocuparse porque hay un poco de arsénico en todas partes. ¿Lo ves? Esta es la razón por la es correcto alimentar a nuestros pollos con medicamentos basados en arsénico durante 70 años. Si no puedes vencerlos, únete a ellos.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Verónica Núñez y Ángela Graña Varela.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement