Advertisement

NutritionFacts.org

El tratamiento de primera línea para la hipertensión es la modificación del estilo de vida, que a menudo incluye la dieta DASH. ¿Qué es y cómo se puede mejorar?

Advertisement

TRANSCRIPCIÓN

La presión arterial alta se ubica como el factor de riesgo #1 de muerte y discapacidad en el mundo. Anteriormente, he mostrado cómo una dieta a base de vegetales puede prevenir la presión arterial alta. Pero, ¿y qué si ya la tenemos?

La Asociación Americana del Corazón, el Colegio Americano de Cardiología y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan, como tratamiento de primera línea, la modificación del estilo de vida. Si eso no funciona, se inicia el paciente con un diurético tiazida, o píldora de agua, y luego se siguen acumulando los medicamentos hasta que se reduzca su presión arterial. Comúnmente la gente va a terminar consumiendo tres medicamentos, aunque los investigadores están experimentando con cuatro a la vez y algunas personas terminan con cinco.

¿Por qué no lanzarse directamente a los medicamentos? Bueno, ellos no tratan la causa subyacente y estos pueden causar efectos secundarios. Menos de la mitad de los pacientes ni siquiera se ciñen a los medicamentos de primera línea, tal vez debido a los efectos secundarios como la disfunción eréctil, fatiga y calambres musculares. Así que, ¿cuáles son estos cambios de estilo de vida que se recomiendan? Recomiendan controlar el peso, la ingesta de sal y alcohol, practicar ejercicio regular y adoptar un plan de alimentación DASH.

La dieta DASH se ha descrito como una dieta lacto-vegetariana, pero no lo es. Se concentra en las frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa, pero solo una reducción de la carne. ¿Y por qué no vegetariana? Hemos sabido durante décadas que los alimentos de origen animal están relacionados de manera significativa con la presión arterial. De hecho, puede escoger a un grupo de vegetarianos, darles carne, y ver cómo su presión arterial aumenta inmediatamente.

He hablado sobre qué beneficios hay con una presión arterial tan baja como 110 sobre 70, pero ¿quién puede tenerla tan baja? Las poblaciones que tradicionalmente consumen dietas a base de vegetales. Por ejemplo, en la China rural, tienen alrededor de 110 sobre 70 toda su vida, consumiendo carne solo en ocasiones especiales. O en zonas rurales de África, donde los ancianos tienen la presión arterial perfecta en lugar de hipertensión.

Advertisement

En el mundo occidental, como la Asociación Americana del Corazón ha señalado, las únicas personas que realmente logran tenerla tan baja son los vegetarianos estrictos, aparece en 110 sobre 65. Por lo tanto, cuando se creó la dieta DASH ¿simplemente no se enteraron de esta emblemática investigación, realizada por Frank Sacks en Harvard? No, sí que la conocían. El Presidente del Comité de Diseño a quien se le ocurrió la dieta DASH fue el mismo Dr. Sacks. De hecho, la dieta DASH fue diseñada expresamente con el objetivo #1 de captar los beneficios de reducir la presión arterial de una dieta vegetariana que, sin embargo, contiene suficientes productos de origen animal para hacerla aceptable para el público en general. De hecho, Sacks descubrió que mientras más productos lácteos los lacto-vegetarianos comían, mayor era su presión arterial. Pero tuvieron que hacer la dieta aceptable. Desde entonces la investigación ha demostrado que es la adición de vegetales y no los cambios en el consumo de aceite, dulces o lácteos los que aparentemente son el componente crítico; entonces ¿por qué no comer a base de vegetales?

Un reciente análisis conjunto mostró que las dietas vegetarianas son buenas, pero las estrictamente a base de vegetales pueden ser mejores. Las dietas vegetarianas en general, brindan protección contra las enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y la muerte, pero las dietas totalmente a base de vegetales, las veganas, parecen ofrecer una protección adicional contra la obesidad, la hipertensión, la diabetes tipo 2 y la mortalidad por enfermedad cardiaca. Con base en un estudio de 89000 personas, aquellos con dietas libres de carne parecieron reducir su riesgo de presión arterial alta en un 55%, pero aquellas que seguían sin carne, sin huevos y sin leche tuvieron un riesgo 75% menor.

Advertisement

Sin embargo, si usted ya tiene una dieta a base de vegetales no procesados, sin alimentos procesados y sin sal de mesa y todavía no alcanza el nivel 110 sobre 70, hay ciertos alimentos que, se ha descubierto recientemente, brindan una protección adicional. Con unas cucharadas diarias de linaza molida obtuvieron uno de los efectos más potentes contra la hipertensión, jamás alcanzados mediante una intervención con alimentación, dos a tres veces más potente que implementando un programa de ejercicios de resistencia aeróbica.

La sandía también parece ser extraordinaria, pero tendría que comer alrededor de un kilo al día. Suena como mi tipo de medicina, pero es difícil de conseguir durante todo el año. El vino tinto puede ayudar, pero sólo si se elimina el contenido de alcohol. ¿Verduras crudas o cocinadas? Y la respuesta es ambas, aunque crudas pueden funcionar mejor. Legumbres, guisantes, garbanzos y lentejas pueden ayudar un poco. El kiwi no parece servir en absoluto, a pesar de que el estudio fue financiado por una compañía de kiwi. Quizás deberían haber tomado la misma dirección que la Junta de Comercialización de la pasa de California, que salió con este estudio que muestra que las pasas pueden reducir la presión arterial, pero solo, al parecer, ¡en comparación con las galletas de caramelo, los Cheez-Its y los Chips Ahoy!

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Lucía de las Heras y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement