Advertisement

NutritionFacts.org

Advertisement

Los suplementos de vitamina D son puestos a prueba para el tratamiento de la fibromialgia.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

La fibromialgia es una de las enfermedades más comunes que afectan las articulaciones y los músculos aquejando a millones de norteamericanos y se caracteriza por un dolor musculoesquelético generalizado usualmente acompañado de otros síntomas como fatiga. Los profesionales médicos pensaban que todo estaba en la mente de las personas, “pero hoy en día, existe evidencia irrefutable” que, en efecto, es un desorden corporal y no sólo de la mente.

Advertisement

En el año 2003, un estudio muy importante fue publicado por la clínica Mayo en el cual un sorprendente 93% de los pacientes con fibromialgia se encontraban deficientes en vitamina D. Pero esperen un segundo, dijeron los escépticos, no había un grupo de control. ¿Dónde está ubicada la clínica Mayo? Minnesota. Quizás el 90% del total de la población en Minnesota es deficiente en vitamina D.

Cuando se hicieron los estudios de control, algunos de ellos, en efecto, mostraron que aquellos que sufrían de esta clase de síndromes neurálgicos eran significativamente más propensos a tener deficiencia de vitamina D, pero otros estudios no lo hicieron así. Incluso aunque lo hicieran, eso no significa que la deficiencia de vitamina D causa fibromialgia. Quizás es que son los desórdenes de dolor crónico generalizado los que causan una baja en el nivel de vitamina D. Después de todo es la vitamina de la luz solar y los pacientes con fibromialgia quizás no puedan correr al aire libre tanto como las personas saludables del grupo de control. Para saber si la vitamina D contribuye al tratamiento de la enfermedad, se debe poner a prueba.

Estudios como este demuestran que la mayoría de aquellos con síndromes dolorosos y bajos niveles de vitamina D parecieran beneficiarse con la suplementación de vitamina D. La mejora clínica es de alrededor del 90% en los pacientes. (Pueden imaginarse que tan abundante es la deficiencia de vitamina D entre las mujeres árabes del medio oriente). Pero estos estudios tampoco fueron controlados. ¿Quizás se mejoraron por su cuenta sin suplementos o quizás podría haber sido el efecto placebo? Hay muchos ejemplos en la literatura médica sobre tratamientos que en pruebas sin grupo de control parecían excelentes, como la oxigenoterapia hiperbárica para la esclerosis múltiple, pero al ponerlos a prueba con controles aleatorios, fallaron estrepitosamente.

Y eso es lo que parece que sucedió en la primera prueba de control aleatoria en el estudio de la vitamina D para el síndrome de fibromialgia en el 2008. No hubo diferencias significativas en las puntuaciones de nivel de dolor. Sin embargo, el estudio sólo duró tres meses y durante ese tiempo, el tratamiento sólo fue capaz de subir el nivel de vitamina D a 30. Desafortunadamente, ningún estudio de control ha podido subir el nivel de vitamina D en sangre más allá, hasta el 2014. Pacientes aquejados de fibromialgia fueron medicados con 2400 unidades de vitamina D diarias por 20 semanas y sus niveles de vitamina D aumentaron hasta casi 50, y luego, cuando dejaron de tomarla, sus niveles volvieron a bajar hasta igualar a los del placebo. Esto se reflejó en sus niveles de dolor, que disminuyeron significativamente cuando fueron suplementados con vitamina D, para luego revertirlo y volver al punto de partida cuando dejaron de tomar la vitamina. Los investigadores concluyeron que “esta económica terapia (sin necesidad de receta) con un bajo impacto de efectos secundarios, bien se podría considerar en el tratamiento de pacientes con fibromialgia”.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Tatiana Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement