Advertisement

NutritionFacts.org

El consumo de la grasa animal parece aumentar el crecimiento de la bacteria intestinal que convierten nuestros ácidos biliares cancerígenos.

Advertisement

TRANSCRIPCIÓN

El riesgo del cáncer colorectal en poblaciones occidentales podría disminuir por medio de la reducción en el consumo de productos de origen animal, culpando factores “agresivos” como la proteína de animales y la grasa. Hemos explorado cómo la proteína de animales puede pudrir y producir el gas de huevo descompuesto lo cual pude ser tóxico para el ADN, pero, ¿qué hay de la grasa? Puede estimular la síntesis y secreción de ácidos biliares hacia el intestino.

Eso es lo que la bilis/hiel hace-ayuda al cuerpo digerir grasas; así que más grasa en los intestinos significa más bilis/hiel en los intestinos, lo cual no seria un problema excepto que los ácidos biliares han sido sospechosos de ser cancerígenos-especialmente los ácidos biliares secundarios. Los ácidos biliares estimulan el crecimiento de la bacteria, la cual convierte los ácidos biliares primarios que nuestro hígado produce en ácidos biliares secundarios, y los ácidos biliares secundarios se han sido demostrados ser cancerígenos.

Así que, esto podría ayudar a explicar porque las dietas ricas en grasa están directamente relacionadas con el cáncer colorectal. El consumo de grasas saturadas esta asociado con niveles elevados de bilis/hiel, lo cual se tiende a ver en personas con cáncer de colón, entonces ambos son considerados factores que producen tumores en el desarrollo del cáncer colorectal, y tal vez hasta el cáncer de mama, ya que estos ácidos biliares secundarios pueden ser absorbidos por el torrente sanguíneo y circular por todo el cuerpo.

Esto podría ayudar a explicar los extraordinarios indices bajos de gente que padece del cáncer de colón en la África subsahariana, ya que los nativos Africanos producen sólo una fracción de los ácidos biliares secundarios comparados con los Afroamericanos. Bueno, si una dieta llena de grasas animales estimula el crecimiento de estas bacterias secundarias biliares productoras de sal que son tóxicas y cancerígenas, ¿qué hay de la gente que no consume la grasa de animal?

Advertisement

Hemos sabido por más de 40 años que aquellos que comen a base de plantas tienen menos hiel/bilis en sus heces y una capacidad reducida para crear cánceres de colon. Aquellos consumiendo una dieta vegetariana producen sólo una fracción de algunos de los ácidos secundarios de hiel/bilis implicados en el cáncer, por lo menos 70% menos. Pongan a la gente en una dieta a base de plantas y dentro de sólo una semana, la actividad enzimática bacteriana que produce estos ácidos secundarios de hiel/bilis son reducidos por la mitad. Después de un mes, su presencia es reducida por la mitad también.

Uno de los efectos tóxicos más importantes de estos ácidos biliares, es el crecimiento de radicales libres. Esa es una de las formas que pueden dañar nuestro ADN y socavar las vías de reparación de nuestro ADN.

Comparada con esta dieta, si la gente se cambia a una dieta vegetariana por sólo 12 días, se puede disminuir por 13 veces la producción de radicales libres hidroxilo. Los radicales hidroxilo son unos de los radicales libres más destructivos, los cuales pueden incrementar el riesgo de cáncer de colón. Sólo viven una billonésima de un segundo, pero en ese tiempo, pueden convertir sustancias inofensivas en el intestino a sustancias mutágenas que dañan el ADN, y los ácidos biliares son los que se creen a promover este proceso.

Advertisement

Así que, radicales libres fecales podrían activar cánceres en el colon. Con una dieta estadounidense estándar, la cantidad de radicales libres producidas en las heces es notable, correspondiente a aquella que sería producida por una dosis mortal de rayos gamma. Así que, ¿qué se puede ser al respecto?¿Qué es una medida práctica alcanzable para disminuir la formación de los libres radicales en nuestro colon? Bueno, podríamos comer una dieta más basadas en plantas, pero no hay mucho dinero en la coliflor y las zanahorias; así que, en lugar de eso, podríamos intentar de colonizar los colons de las personas con bacteria producentes de antioxidantes diseñadas genéticamente.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, vean el vídeo de arriba. Esto es solo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Luis Hernández.

Por favor considere ser voluntaria o voluntario para ayudar en el sitio web.

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement