Advertisement

Courtesia de NutritionFacts.org .

Seguir la recomendación del American Institute for Cancer Research (Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer) está asociado no solo con la prevención y la supervivencia al cáncer, sino con menos mortalidad derivada de enfermedades respiratorias y del corazón, así como una vida más larga.

Mi ONG favorita dedicada al cáncer es el American Institute for Cancer Research – AICR (Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer), mostrada aquí elogiando el China Study (Estudio de China) y el documental Forks Over Knives(Tenedores mejor que cuchillos), con los que comparten el mismo mensaje básico. Las dietas más saludables son aquellas basadas en alimentos integrales de origen vegetal. Este incremento en el conocimiento sobre la importancia de las dietas a base de plantas es algo que todos en el AICR agradecen.

Luego traducen esos consejos en lo que son sus “Diez Recomendaciones para la Prevención del Cáncer”. Aunque, ¿tenemos evidencia de que quienes siguen esos consejos están realmente protegidos contra el cáncer? Ahora la tenemos.

El riesgo de cáncer de mama se redujo un 60% en las mujeres que cumplieron al menos con cinco recomendaciones, en comparación con aquellas que no cumplieron con ninguna. Los consejos dietéticos más importantes eran: estar lo más delgada posible dentro del rango normal de peso corporal, comer sobre todo alimentos de origen vegetal, y limitar las bebidas alcohólicas.

¿Qué hay de otros tipos de cáncer? Mayor adherencia a los consejos dietéticos del AICR estuvo asociada con significativamente menos cáncer de mama, endometrial, colorectal, pulmonar, de riñón, estomacal, oral, de hígado, y de esófago. En otras palabras, la adherencia a las recomendaciones dietéticas para la prevención del cáncer podría disminuir el riesgo de desarrollar la mayoría de cánceres. La disminución en el cáncer de vejiga no alcanzó importancia estadística aquí, pero un estudio de seguimiento mayor que siguió a 469000 personas durante 11 años, el mayor hasta la fecha, encontró que un simple incremento del 3% en el consumo de calorías procedentes de proteína animal estaba asociado con un 15% más de riesgo de cáncer de vejiga, mientras que un simple incremento del 2% de proteína vegetal estaba asociado con un 23% menos de riesgo.

La recomendación número 10 del AICR es que los supervivientes al cáncer deberían seguir las recomendaciones para la prevención del cáncer. La misma dieta que puede ayudar a prevenir el cáncer en primer lugar también se puede usar para salvar tu vida después de un diagnóstico.

Advertisement

La adherencia a las recomendaciones para la prevención del cáncer mostró estar asociada con una mortalidad menor entre mujeres mayores supervivientes al cáncer, incluyendo específicamente el cáncer de mama, y otros cánceres en general.

Un diagnostico de cáncer se considera un momento de aprendizaje para hacer que la gente coma y viva de manera más saludable. Están contentos con el crecimiento en el número de supervivientes de cáncer en este país, 10 millones, que continúa creciendo. Es maravilloso que aquellos con cáncer estén viviendo más, pero es aun mejor prevenirlo en primer lugar para que todos podamos vivir más.

No sólo la adherencia a las recomendaciones disminuye el cáncer, sino que extiende la esperanza de vida en general, porque también están asociadas significativamente con un menor peligro de morir de una enfermedad del corazón o respiratoria, sugiriendo que seguir las recomendaciones podría también aumentar significativamente la longevidad. Lo que es bueno para el cáncer también es bueno para tu corazón, y también es bueno para tus pulmones.

Advertisement

Así como comer para prevenir el cáncer ayuda a prevenir enfermedades del corazón, comer para proteger el corazón ayuda a prevenir el cáncer. Sé que suena evidente, pero la adherencia a un estilo de vida saludable está asociada con un riesgo menor de mortalidad. Y cuantas más conductas saludables tengamos, más tiempo viviremos. Eso puede significar no fumar, o caminar diariamente, o comer verduras de hoja verde por lo menos casi a diario.

Para ayudar a diferenciar los efectos en la incidencia del cáncer de la dieta en comparación con otros hábitos en el estilo de vida como fumar y beber, los Adventistas fueron recientemente comparados con los Baptistas. Ambos recomiendan no beber alcohol ni usar tabaco, pero los Adventistas van más allá, promoviendo la reducción en el consumo de carne. En general, los Adventistas tuvieron menores tasas de riesgo de cáncer que los Baptistas, y dentro de las poblaciones Adventistas, los vegetarianos mostraron resultados incluso mejores, y aquellos que se alimentan con la mayor cantidad de plantas fueron quienes lo hicieron mejor que ningún otro.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Luis Hernandez y Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement