Advertisement

Courtesia de NutritionFacts.org.

Mira lo que pasó cuando la cúrcuma fue puesta a prueba para ver si podía revertir el daño causado por exposición al arsénico.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

El arsénico es un metal pesado que es carcinógeno y el mayor mecanismo del daño asociado al arsénico parece ser el estrés oxidativo. Es la acumulación de radicales libres inducida por el arsénico lo que puede matar a las células y dañar el ADN. Lo más preocupante es que puede anular nuestra capacidad para reparar el ADN una vez que está dañado. Bueno, pero si el daño es causado por la oxidación, ¿qué pasa si comemos alimentos ricos en antioxidantes? como la cúrcuma, una especia que contiene un pigmento antioxidante conocido como curcumina. Como cualquiera que esté familiarizado con mis videos puede afirmar, numerosos estudios que sugieren su eficacia terapéutica para varias enfermedades humanas, incluyendo el cáncer, la diabetes, el Alzheimer, el síndrome de colon irritable y enfermedades de las articulaciones, las pulmonares, de la piel y oculares.

En términos de protección contra metales pesados, estos estudios sugieren que la cúrcuma podría ayudar a limpiar los radicales libres y a actuar como agente quelante para los metales pesados, todo esto lo explican con diagramas elegantes y coloridos, pero es solo teoría hasta que se pone a prueba. Desafortunadamente, hasta hace poco, los estudios eran así, donde puedes ver si la cúrcuma tenía efectos protectores contra la oxidación producida por metales pesados en cerebros triturados de ratas. ¿Por qué no simplemente darle algo de cúrcuma a la gente? No es que no existan millones de personas que hayan sido expuestas al arsénico y que podrían necesitar un poco de ayuda.

Por ejemplo, cuando se instalaron pozos entubados en Bangladesh para proveer agua potable, en lo que resultó el mayor desastre químico en la historia la UNICEF tenía buenas intenciones. Desafortunadamente no hicieron pruebas en el agua para ver si estaba contaminada con arsénico. Empezaron a surgir casos de personas que tenían los pies así; y, en algunas partes del país, hasta 1 de cada 10 en algunas partes del país, fallecerán de cánceres causados por la exposición al arsénico que sufrieron. Esta tragedia también resultó en una oportunidad para la comunidad médica de documentar todo tipo de cánceres “interesantes”, pero ¿por qué no darle a estas personas algo que pueda ayudarles? como la cúrcuma.

Advertisement

Luego de determinar la extensión del daño en el ADN, el 50% de los voluntarios fueron seleccionados aleatoriamente y se les recetó cápsulas de cúrcuma mezclada con un poco de pimienta; a la otra mitad se le dio un placebo. Esta es la cantidad de daño encontrado en el ADN en ambos grupos de personas expuestas al arsénico antes de comenzar el estudio, comparado con el daño encontrado en el grupo de control de individuos no expuestos al arsénico (que permaneció igual durante el estudio).

Los investigadores querían establecer un valor de referencia para los grupos expuestos al arsénico, por lo que esperaron tres meses para comenzar el estudio. Y, en efecto, el daño en el ADN permaneció estable. Luego, por tres meses, procedieron a suministrar las cápsulas de cúrcuma o el placebo. El placebo no hizo mucho, pero durante el primer mes ya se podían ver los efectos de la cúrcuma; y, para el tercer mes, el daño en el ADN del grupo tratado con cúrcuma no era mayor que el de aquellos que ni siquiera habían sido expuestos al arsénico.

Advertisement

Eso es asombroso. La cúrcuma tuvo un papel efectivo en la regresión del daño al ADN. Sí, es un agente antioxidante excelente, pero lo que encontraron subsecuentemente es que la cúrcuma restauró el daño causado a las enzimas reparadoras del ADN. Entonces, la cúrcula ayuda no sólo a prevenir el daño, sino también a facilitar la reparación. “Así, la cúrcuma podría ser una modalidad útil para la prevención del daño inducido por arsénico (desarrollo de cáncer)”.

Por supuesto, es importante asegurarse que la misma cúrcuma no esté contaminada con metales pesados. Esos pobres niños en Bangladesh. Si no es una cosa, es la otra. Y no son solo niños en Bangladesh. Cerca de un cuarto de las especias que puedes comprar en Boston contienen plomo. Y no es solo cuestión de comprar marcas estadounidenses o marcas extranjeras, ya que la diferencia entre sus niveles de plomo no fue estadísticamente significativa. ¿Qué tal si mejor solo comemos frutas y verduras ricas en antioxidantes?

La razón por la que nos preocupa el daño en el ADN es que nos importa el cáncer. ¿Qué pasaría si se midieran los niveles de betacaroteno en gente expuesta al arsénico que llegó desarrollar cáncer, comparados con los niveles de quienes estuvieron expuestos al arsénico pero no desarrollaron cáncer? El betacaroteno funciona como un indicador del consumo de alimentos sanos como frutas y verduras. La manera de tener niveles altos de betacaroteno es consumir grandes cantidades de alimentos sanos como vegetales de hoja verde y camotes. Comparado con aquellos con niveles bajos, los que tenían niveles altos de betacaroteno en la sangre tuvieron un 99% menos de posibilidades de desarrollar cáncer causado por exposición al arsénico, casi 100 veces menos. Así que si vas a comer arroz, ¿por qué no acompañarlo con camotes?

 

 

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement