Advertisement

Mariel Reimann es gerente de contenido en Familias.com. Estudió leyes en la Universidad de Córdoba, Argentina y vive en Salt Lake City, Utah. Es madre de dos hijas que son la luz de su vida.

Esta enfermedad se transmite por un virus y afecta a los bebés y niños menores de 5 años, sin embargo, también puede afectar a los adultos.

Esta enfermedad se transmite por un virus y afecta a los bebés y niños menores de 5 años, sin embargo, también puede afectar a los adultos presentando síntomas y consecuencias que pueden ser más serias.

El reciente brote reportado en la Universidad del estado de Florida, ha alertado a las autoridades de salud.

Esta enfermedad es más común en Estados Unidos, sin embargo no exclusiva de esta región, y a veces los padres ignoran o confunden sus síntomas por no estar bien informados.

Advertisement

 

Es sumamente contagiosa

Quizás una de las peores características de esta enfermedad es que es altamente contagiosa, sobre todo si no se la identificado y no tomamos los cuidados pertinentes.

¿Cómo se contagia y qué la transmite?

Según Healthline, esta enfermedad es causada por un virus de la familia de los Enterovirus. Este tipo de virus puede ser transmitido de persona a persona, por la falta de lavado de las manos o al tocar superficies que están contaminadas con materia fecal, con la saliva de la persona infectada o con sus secreciones respiratorias.

Sus síntomas

Los síntomas de esta enfermedad son muy molestos y puedes ser muy dolorosos, incluyendo:

  • Fiebre
  • Falta de apetito
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Ampollas rojas y muy dolorosas en la boca
  • Ampollas o sarpullido en las manos y pies
Advertisement

Los primeros síntomas son la fiebre y el dolor de garganta, y por ello es fácil para los padres confundirla con una angina o simple resfrío.

Mi hija mas pequeña contrajo esta enfermedad cuando tenía como 4 años, y comenzó con el dolor de garganta y la fiebre; cuando las ampollas aparecieron, yo pensé que era una alergia al nuevo jabón para la ropa que estaba usando. Al no conocer los síntomas, no tomé las precauciones necesarias para evitar el contagio.

¿Quién tiene más riesgos en contraer esta enfermedad?

Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, los niños de menos de 5 años son los más propensos a sufrir esta enfermedad, pero puede atacar a los adultos también.

Por lo general, los niños se recuperan más rápido, mientras los adultos sufren consecuencias que pueden ser un poco más complicadas.

¿Es grave?

Advertisement

De acuerdo con el CDC, la enfermedad no es grave, sino muy dolorosa y molesta, pero suele desaparecer en un plazo de 7 a 10 días. Sin embargo en algunos casos, no muy comunes, “las personas infectadas pueden presentar meningitis viral (que se caracteriza por fiebre, dolor de cabeza, rigidez en el cuello, falta de energía, somnolencia o dificultad para despertarse)”. En este tipo de situación, la persona afectada debe ser hospitalizada.

¿Es lo mismo que la fiebre aftosa?

Muchas personas piensan que esta enfermedad es la fiebre aftosa que afecta al ganado ovino, bovino y porcino, pero no son lo mismo.

¿Hay tratamiento?

No hay un tratamiento específico, pero se recomienda tratar el dolor y la fiebre con los medicamentos de venta general y asegurarse que la persona afectada se mantenga hidratada.

¿Puede prevenirse?

Lo único que se puede hacer para prevenir esta enfermedad es mantener y fomentar el higiene personal y el lavado de las manos. No se cuenta con una vacuna o un método específico de prevención. Es importante que cuando los niños estén afectados que no vayan a la escuela o a lugares públicos en donde el contagio sería casi seguro.

Consulta al médico

Si tienes dudas en cuanto a los síntomas que alguien en tu familia esté experimentando, es imprescindible que consultes a un especialista de salud.

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement