Advertisement

Courtesia de NutritionFacts.org.

Quienes padecen ciertas enfermedades autoinmunes, como la enfermedad de Crohn, probablemente no deberían consumir levadura nutricional.

TRANSCRIPCIÓN

Advertisement

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

Hace miles de años, bajaba flotando un poco de levadura a nuestra harina y bebidas y decíamos: ‘‘mmm’’ y ‘‘qué delicia’’ y, desde entonces, hemos estado expuestos a ella con regularidad. No es un problema para la mayoría de las personas, pero incluso los microbios que no causan enfermedades podrían potencialmente desencadenar enfermedades autoinmunes, como la enfermedad de Crohn, en personas susceptibles, pues su equilibrio inmunitario finamente ajustado está, de alguna manera, desactivado. Tal vez por eso los panaderos tienen la mayor mortalidad por enfermedad de Crohn y, partiendo de un conjunto de datos diferentes, entre las tasas más altas de enfermedad de Crohn. Tal vez una hipersensibilidad a la levadura puede estar desempeñando un rol en esta enfermedad.

Si eliges gente con Crohn y eliminas los tres alimentos a los que parece que tienen la mayoría de anticuerpos para tratar de calmar su enfermedad y luego los agregas nuevamente, puedes provocar los síntomas otra vez y estimular de nuevo la inflamación. Por lo tanto, mientras no consuman esos alimentos, una fístula anal está bien y seca, pero comienza a supurar de nuevo tan pronto vuelvan a consumirlos. Luego, la abertura se cerró cuando se eliminaron de nuevo los alimentos, por lo cual digo: “¿ese doctor por qué no se pone guantes?”.

De todas maneras, sin un grupo de control, no se puede excluir la posibilidad de un efecto placebo verdaderamente potente, pero no hubo ensayos controlados aleatorios como ese, hasta ahora.

Un diseño brillante. Examinaron los anticuerpos de personas con Crohn a 16 alimentos diferentes y se les dividió en dos grupos de manera aleatoria. A ambos grupos se les dijo que evitaran cuatro alimentos, pero a un grupo se le dijo que evitara los cuatro alimentos a los que tenían más reacciones y al otro que evitara los alimentos a los que menos reacciones tuvieran. Pero, todo se hizo con sobres sellados, así que, nadie sabía quién estaba en cuál grupo hasta el final. Entonces, ¿importó?

Advertisement

Sí, más del doble de la probabilidad de una mayor mejoría clínica en el grupo al que se le dijo que se mantuvieran alejados de las cosas a las que su sangre reaccionaba. Pero, no fue solo la levadura. De hecho, fue la exclusión de la leche, la carne de cerdo, la carne de res y el huevo la más fuertemente asociada a la mejoría clínica. Esto condujo a los investigadores a sugerir que tal vez en lugar de hacer todos los sofisticados análisis de sangre, solo debemos decirles a nuestros pacientes que dejen de comer carne y huevos para ver cómo les va. Esto además sería coherente con los estudios poblacionales que asocian a la grasa animal a un mayor riesgo de enfermedades inflamatorias intestinales, así como los estudios intervencionistas, que muestran que una alimentación a base de vegetales, en la cual se disminuye la ingesta de carne hasta una porción cada dos semanas, puede disminuir las tasas de recaída hasta un extraordinario 8% en dos años.

Bien, pero, ¿qué sucede con el interrogante sobre la levadura? ¿No podrías… introducir levadura en el trasero de alguien y ver qué pasa? ¿Por qué? Sí, sí se puede. Probaron la exposición rectal a seis alimentos diferentes en pacientes con enfermedad de Crohn, incluyendo levadura. Algo como una prueba del pinchazo de la piel, pero en lugar de la punción en la piel, pincharon el interior de los rectos de la gente con diversos alimentos. Y puedes ver en este ejemplo, las áreas de los pinchazos: repollo, leche, cítricos, cereales, cacahuetes, pero ¡vaya!, la levadura. La levadura provocó la reacción más significativa en los pacientes con enfermedad de Crohn.

Por lo tanto, parece que la levadura de panadería, que es la misma que la de cerveza y la nutricional, puede, de hecho, ser de importancia como causa de la enfermedad de Crohn, pero la buena noticia sería, oye, que puede tener relevancia terapéutica. Tal vez si les das a los pacientes con Crohn una alimentación sin levadura, se sentirían mejor. No se sabe hasta que se ponga a prueba.

De hecho, eso es exactamente lo que el estudio original, que vinculó la levadura a la enfermedad de Crohn, sugirió en 1988. Un ensayo controlado con una alimentación libre de levadura para los pacientes con enfermedad de Crohn puede valer la pena. Entonces, ¿por qué pasaron años antes de que se hiciera ese estudio? ¿Quién lo financiaría? ¿La corporación del pan de soda? Afortunadamente, hay organizaciones benéficas, como la National Association for Colitis and Crohn’s disease (asociación nacional de la colitis y la enfermedad de Crohn), dispuestas a aportar la masa, quiero decir, la masa sin levadura.

Advertisement

Diecinueve pacientes con enfermedad de Crohn consumieron su alimentación regular y luego cambiaron a una que excluía la levadura. Y, hubo un CDAI, índice de actividad de enfermedad de Crohn, significativamente mayor, que consiste en síntomas como el dolor abdominal y la diarrea durante el período en el que consumían levadura, en comparación con el período sin levadura. Sí, pero ¿cuál era esta alimentación libre de levadura? No solo eliminaron el pan y la cerveza, les cambiaron la leche de vaca por leche de soja y la harina blanca por harina integral. El hecho de solo eliminar la leche a veces puede ayudar con la enfermedad inflamatoria intestinal.

Así que, con tantos cambios alimentarios, ¿cómo sabemos qué rol desempeñó la levadura? Así es como lo sabemos. Después de asignarles una nueva alimentación libre de levadura, los investigadores desafiaron a quienes sufrían de Crohn con un placebo o una cápsula de levadura. Una diminuta cantidad de levadura, como darles un cuarto de cucharadita de levadura nutricional al día, y eso los puso peor, lo cual sugiere que la levadura puede ser de importancia en el proceso de la enfermedad de Crohn.

Ahora, la levadura no es un problema para la gran mayoría, pero en individuos susceptibles, puede desencadenar una respuesta inmune anormal del intestino. Pero espera, pensé que era el virus de la paratuberculosis el que fue considerado como desencadenante de la enfermedad de Crohn. Bien, oye, tal vez la infección con pTBC es lo que induce la respuesta de hipersensibilidad a la levadura alimentaria. ¿Quién sabe? La conclusión es que las personas con enfermedad de Crohn no deberían esforzarse en agregar levadura de panadería, de cerveza o nutricional a su alimentación.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Ana Victoria Esquivel y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Referencia de Imagen:

nutritionfacts.org/app/uploads/2017/02/Benefits-of-Nutritional-Yeast-to-Prevent-the-Common-Cold.jpeg

 

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement