Advertisement

Courtesia de NutritionFacts.org.

¿Qué tienen que decir las autoridades más destacadas en el campo de los carcinógenos sobre el riesgo del uso de los teléfonos móviles?

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

“¿Los celulares causan cáncer?” Esa es una pregunta cuya respuesta miles de millones de personas querrían saber. Y es por eso que tenemos a la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer) de la Organización Mundial de la Salud, la autoridad que determina lo que es y no es cancerígeno. Hay cinco categorías. Están los carcinógenos del Grupo 1, aquellos que conocemos con el más alto nivel de certeza que causan cáncer en los seres humanos. Luego, están las cosas que probablemente causan cáncer, que posiblemente causan cáncer, que no estamos seguros, o que probablemente no causan cáncer.

En mayo de 2011, 30 científicos de 14 países se reunieron en la IARC para evaluar la carcinogenicidad de la radiación emitida por teléfonos móviles y concluyó que, dada la cantidad limitada de pruebas disponibles, los teléfonos móviles son un posible carcinógeno humano. Así que no son un carcinógeno humano definido, no son un carcinógeno del Grupo 1 conocido por ser cancerígeno, como el plutonio o la carne procesada. No es un carcinógeno probable, como el DDT o el pesticida Roundup de Monsanto, o la carne regular. Pero sí es un carcinógeno posible, al mismo nivel que algunos vegetales en conserva como el kimchi.

Pero eso fue hace más de cinco años. La evidencia sigue aumentando, con las últimas dos revisiones sistemáticas del 2017 que muestran un aumento del 33% de probabilidades de tumores cerebrales con un uso a largo plazo y un 46% más probabilidad de desarrollar tumores en el lado de la cabeza donde se usa el teléfono. Y eso incluye los estudios financiados por la industria, que han sido acusados ​​de estar sesgados y tener fallas de diseño y subestiman el riesgo, a diferencia de los estudios independientes libres de “condicionamiento financiero” (qué buen eufemismo, ¿no?).

Advertisement

Por está razón, algunos científicos están ejerciendo presión para que la IARC clasifique a los teléfonos móviles como carcinógenos probables, o incluso para que lleguen al Grupo 1, al menos para el cáncer cerebral y el neuroma acústico, que es un tipo de tumor del oído interno. Pero la clasificación de la IARC para los teléfonos móviles actualmente sigue siendo de posible carcinógeno.

Pero, ¿qué significa eso? ¿Qué podemos hacer con esa información? Pues bien, dada la incertidumbre, podríamos seguir “el principio de precaución” y usar “medidas personales simples para reducir nuestra exposición”, como no poner el teléfono en contacto directo con nuestra cabeza todo el tiempo. Esa es la principal preocupación con los teléfonos móviles, sostenerlos en contacto con nuestra cabeza, mientras que no hay evidencia de riesgo de cáncer de dedo; así que sigamos mandando mensajes de texto. Esto se considera particularmente importante para los niños.

Otras posibles recomendaciones personales: “Esperar un momento antes de poner tu teléfono móvil contra tu oído”, si no tienes un auricular; y no caer en el juego de esos artilugios anti-radiación que pueden empeorar las cosas forzando al teléfono a aumentar la señal.

Advertisement

Sin embargo, no todos están de acuerdo con este enfoque de precaución. Empleados de dos organizaciones comerciales de la industria de los teléfonos móviles enfatizan que “hay muchos aspectos de la actividad humana que no son ‘totalmente libres de efectos adversos para la salud'”; y así, deberíamos aceptar el riesgo por lo que vale. Por ejemplo, los viajes aéreos y las duchas calientes. ¿Qué? ¿como correr el riesgo de quemarnos o algo así? En cualquier caso, no deberíamos hacer recomendaciones; ya que deberían dejarse al criterio de los “padres, sobre una base personal, para sus propios hijos”. Si ponemos algún tipo de directrices o algo así, eso podría hacer que la gente se ponga nerviosa y todos sabemos que “la ansiedad puede tener consecuencias perjudiciales para la salud” en sí misma. Así que, básicamente, la industria de los teléfonos móviles se preocupa tanto por tu salud que no quiere que te preocupes por tu cabecita.

Pero eso es algo que se discute abiertamente en la literatura de análisis de riesgo. Sí, “desde una perspectiva de salud pública, podría ser razonable proporcionar recomendaciones voluntarias de precaución a los usuarios de celular para el manejo de sus teléfonos móviles, con el fin de que puedan tomar decisiones informadas”. Pero, ya sabes, ¿y si el público no puede manejar la verdad? No queremos enloquecer a la gente. Todavía hay “incertidumbre científica”; no queremos “fomentar temores inapropiados”.

En un principio, el cáncer de cerebro en sí es raro. Sólo hay probabilidad de 1 en 15 000 de desarrollar un tumor cerebral cada año; así que, incluso si los teléfonos móviles duplican tu riesgo, eso solo elevaría esta estadística a 1 en 7 500. Es más probable que mueras por un teléfono móvil en las manos de algún conductor distraído, que de cáncer. Así pues, si las autoridades sanitarias quieren o no “informar al público en general sobre las posibilidades de precaución” realmente sigue siendo más una decisión política.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Verónica Núñez y Leslie Salas.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

 

A Special Message From Our Founders

Over the past few years of working with health experts all over the world, there’s one major insight we’ve learned.

You don’t have to rely on expensive medications for the rest of your lives.

Most health problems can often be resolved with a good diet, exercise and a few powerful superfoods. In fact, we’ve gone through hundreds of scientific papers and ‘superfood’ claims and only selected the top 5% that are:

  • Backed by scientific research
  • Affordable
  • Simple to use

We then put this valuable information into the Superfood as Medicine Guide: a 100+ page guide on the 7 most powerful superfoods available, including:

  • Exact dosages for every health ailment
  • DIY recipes to create your own products
  • Simple recipes

This offer is only available until December 31st, 2017. Make sure to grab your copy before the offer runs out.

Use Superfoods as Medicine e-book
Advertisement